Gizarte Etxea - Arrankudiaga

Gizarte-Etxea: historia

#

En esta casa vivió Beatriz Etxebarria, quien se la legó a la iglesia, con una condición: no la podía vender ni alquilar. Las primeras obras empezaron en 1975, a iniciativa de Begoña Landaburu, y se pidió una aportación económica a las familias del pueblo (1.000 pesetas, a pagar durante el año 1976). El objetivo era claro: tener un lugar de encuentro, para organizar actividades culturales (cursos, charlas, biblioteca, danzas…), para usarlo como consulta médica (y no tener que ir a Ugao). Se creó una junta para dinamizar todo esto y recorrió todo el pueblo para informar de lo que se iba a hacer.

En esta época, Simón Olivares y Agustín Leturiaga hicieron un importante trabajo para acabar las obras. Hasta entonces, la Diocesis de Bilbao tenía cedida la casa al pueblo, pero la "cesión para uso y disfrute" se hizo en 1979, mediante un acuerdo para 25 años, dejando abierta la posibilidad de ampliar la cesión sine die Se hizo una valoración de las obras realizadas hasta el momento y de las que podrían hacerse en el futuro. Se constituyó la asociación vecinal "Gizarte Etxea" como administradora y cualquier persona de Arrankudiaga podía ser "Gizartekide".

Durante los primeros años, se dio prioridad a la participación y cada dos años se hacían elecciones para elegir a las personas del a junta. El primer principio de Gizarte Etxea fue: "Siendo una asociación abierta y diversa, se respetan y agradecen las aportaciones y opiniones de todas las personas que colaboran, pero sin la obligatoriedad de compartirlas".

Este principio sigue vigente hoy en día y Gizarte-Etxea sigue invitando a las personas y a los grupos a participar en la dinamización y organización diaria. Las asambleas son abiertas y en ellas se recogen las aportaciones de la gente del pueblo y se toman decisiones, cuidando lo que hay y respetando la diversidad, ya que no todas las personas pensamos igual. Ahí reside, de hecho, la riqueza de esta asociación.

© Gizarte Etxea 2010 - Todos los derechos reservados

Desarrollo: Sonna